La tan esperada serie de Luis Miguel ha dado de que hablar en cada capítulo que se ha transmitido, pero el pasado domingo después de su cuarto capítulo la disputa en redes sociales comenzó.

Durante esta última emisión, el personaje que representa a Roberto Palazuelos se veía envuelto en la ruptura entre el Sol y el personaje que interpreta a Mariana Yazbek (primera novia de Luis Miguel); siendo el primero, el encargado de informarle a Luismi que su novia se seguía viendo con su ex, quien por cierto es el famoso cineasta Alejandro González Iñárritu. Este ‘chisme’ contado por el diamante negro habría provocado la ruptura entre Luis Miguel y Mariana, pero bueno, hablemos de todos los involucrados, ya que Palazuelos no fue el único villano de este capítulo, también pudimos ver la aparición de ‘Sophie’ el personaje que representa a Stephanie Salas la madre de Michelle Salas hija de Luis Miguel en la vida real.

En el final del capítulo podemos ver que Micky ha tenido relaciones con Sophie después de enterarse que supuestamente Mariana seguía viendo a su ex; todo este dolor y despecho inspiraría al Sol para cantar su famoso tema ‘Culpable o no’; millones de fans empatizaron con el cantante y aunque todos sabemos que es una serie, la opinión pública no tardó en etiquetar a los personajes reales que se involucraron en este capítulo.

Roberto Palazuelos sin duda había quedado como el chismoso del cuento, mientras que Stephanie Salas sería la mujer que se interpuso entre el romance de Luismi y Mariana, por su parte Iñárritu fue conocido como el tercero en discordia. Tanto Roberto como Stephanie ya han omitido su opinión acerca de esta serie biográfica y de una u otra forma han criticado fuertemente lo representado en pantalla.

Si bien es justo que quieran defender sus personas y contar su parte de la historia, todos debemos recordar que esto es una serie y con fin de darle un mejor hilo a la historia algunos acontecimientos se deben modificar para darle coherencia a la narrativa; por otra parte, de ambos personajes no se ocupó el nombre real y aunque las similitudes sean indiscutibles, podría tratarse de cualquier persona.